Catacumbas de Paris, el hechizo del arte macabro

Bajo la fascinante y encantadora París que todos amamos corre una red de 300 km de túneles subterráneos repletos de restos de 6 millones de personas.

Son Les Carrières de Paris (canteras de París) que sirvieron de cementerio en varios momentos de la historia de esta ciudad.

7-heart-skulls-catacombsInicialmente las canteras fueron literalmente canteras de donde se sacaba piedra caliza para construir gran parte de los monumentos y edificaciones que podemos ver en la superficie.

En distintas épocas y por diferentes motivos como la  falta de lugar, de dinero para enterrar los cuerpos o a causa de las epidemias, se trasladaron a los muertos a las canteras, haciendo de éstas un cementerio.

urlHoy se conocen como Las Catacumbas de París y se puede recorrer una buena parte, y aunque la visita es bastante escalofriante, también es una curiosidad mirar los miles de huesos humanos y calaveras formando paredes enteras, apiladas de manera que hasta podríamos decir que es artística o, al menos, curiosa.

DSC_7356_paris_catacombsSi quieren saber mi opinión al respecto, yo nunca fui y tengo sentimientos encontrados al respecto. Por un lado me parece un sitio más parecido a un cementerio que a una atracción turística aunque a veces la línea es delgada, y por el otro es un lugar que me despierta mucha curiosidad, tendría que encontrar el día ideal para visitarlas.

cataAcerca de la visita

A decir verdad, este no es uno de los sitios más turísticos de París, así que la visita se puede decidir en el momento.

El número máximo de visitantes a la vez es de 200 personas, superado este límite se interrumpe el acceso por algunos minutos.

El recorrido es de 2 kilómetros y dura unos 45 minutos.

Son 130 escalones en bajada y 83 escalones en subida.

Las Catacumbas NO son accesibles para las personas con movilidad reducida.

La temperatura es constante de 14 grados, no hay que confiarse de la temperatura exterior.

Se aclara que no hay toilets ni guardarropas y tienen bastante seguridad a la entrada y a la salida. Supe del caso de que se quisieron chorear un cráneo. (será para adorno?)

Las entradas se compran solo en el lugar, 1 avenue du Colonel Henri Rol-Tanguysolo, sale 10 Euros.

Algunas cosas claras:

Se DESaconseja la visita a las personas que sufren insuficiencia cardiaca o respiratoria, a las personas sensibles o fóbicas y a los niños.

Los menores de 14 años deben ir acompañados por un adulto.

Esto ya no es una cuestión de animarse o no a ver tanto esqueleto, y lo cierto es que hay unos cuantos sitios en el mundo de carácter similar a este que están convertidas en atracciones turísticas y yo no puedo ni decirles “es imperdible” o “lo super recomiendo”  como sí lo hago en otros casos, la decisión de visitas de este tipo es absolutamente personal y respetable.

En este caso en particular a mi me genera mucha curiosidad y con determinadas condiciones lo haría, pero me tienen que prometer que después de eso nos vamos a la Maison du Chocolat para compensar un poco 🙂

Acá les dejo el dato del Sitio oficial

photo_sans_droit_crt_021

Si te gustó y tenés ganas, te acepto un cafecito
Invitame un café en cafecito.app

Leave a Reply to Milán de la mano de Umberto Eco: Iglesia de San Bernardino alle Ossa | Las Mil Millas Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *