El mejor restaurante de Milán, un puestito de la calle

Resulta que cuando estuve buscando lugar para alojarme en Milán, mi rastro digital fue detectado por los dioses del retargeting e inmediatamente me empezaron a aparecer banners con opciones de todo tipo de cosas que hacer en Milán. Esto es algo que viene pasando de unos años a esta parte y ya estamos acostumbrados a que “nos persiga el banner”.

El tema es que me apareció la recomendación de “El Mejor Restaurante de Milán” que resultó ser, para mi asombro, un puesto de la calle que vende sandwiches.

Acá hay un error!

DSC02449

No era error pero tiene su lógica y su trampita.

Entré al site de recomendaciones y efectivamente, el restaurante con mejor puntuación de todo Milán era un pequeño puestito callejero que vende sándwiches, pero el sistema de ranking es “neto”, es decir no contempla cantidad de opiniones sino la relación entre valoración sobre cantidad de opiniones, entonces si hay sólo 10 opiniones excelentes, el lugar queda muy bien rankeado por no tener opiniones regulares o malas, se entiende? Bueno, no importa.

Más allá de esta matemática, el puestito consiguió despertar mi curiosidad y lo agendé para pasar a comer un sándwich en “El mejor restaurante de Milán”.

DSC02440

El lugar se llama “Chiosco Squadre Calcio” y está ubicado a la salida del Castillo de Sforzesco sobre la calle Piazza Castello.

Su nombre futbolero se explica más cuando ves las opciones del menú. Los sandwiches llevan los nombres de todos los equipos de fútbol de Italia, algún equipo no italiano y de los jugadores más conocidos, de esta forma te podés comer un Fiorentina o un Balotelli.

La idea es genial, desconozco si tienen derechos o permisos para utilizar los nombres pero esto funciona para cualquier futbolero en cualquier lugar del mundo.

Yo quiero un Balotelli que tiene aceitunas negras!

DSC02441

El lugar tiene unas pocas mesitas al aire libre, pero la mayoría come al paso o se lleva el sándwich. Se venden también hamburguesas, gaseosas, cerveza, vino y mucho de su público es oficinista, lo que da la pauta de la premisa fundamental de cualquier puestito de este tipo “Rico, bueno y barato”.

Nos pedimos un Pirlo y resultó ser spettacolare!

Fuera de toda broma, la calidad de los productos es de primera, hay que admitirlo, tanto los fiambres y los quesos como las verduras.

El pan es exquisito ( y te lo calientan un poquito) y lo no menos importante: Es bien generoso.

Cuánto salen? Van desde 3 euros hasta 4,5 los más elaborados. Con 6 ó 7 euros se come para seguir la jornada y te quedás feliz de haber comido algo muy bueno en serio.

DSC02443

La verdad, puede que no sea el mejor restaurante de Milán porque ya sabemos que este tipo de bolichitos juegan en otra categoría, pero ciertamente para salir del paso con algo rico en serio, abundante, de buena calidad y sin gastar mucho, este es lugar perfecto.

Viajeros, no se lo pierdan!

 

Si te gustó y tenés ganas, te acepto un cafecito
Invitame un café en cafecito.app

Leave a Reply to Leandro Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *