El miedo a perderte algo – FOMO viajero

Fear of Missing Out (FOMO) es el síndrome de creer que otros tienen información o están viviendo experiencias de las cuales uno no tiene idea.

Aplica muy bien a las redes sociales pero también al miedo de haber tomado una mala decisión sobre cómo usar tu tiempo y quedarse pensando cómo hubieran sido las cosas si se hacían diferente.

Les tengo noticias, el FOMO aplica perfectamente a los viajeros.

Reichstag, Berlín

De a poco nos fuimos acostumbrando a que los otros, a través de sus experiencias personales, ni bien se enteran de que vamos a irnos de viaje nos digan qué, cómo, cuándo y por qué deberías hacer tal o cual cosa de viaje, y una cosa es un consejo y otra es instigar una obligación en el otro, más cuando el otro no tiene mucha información o experiencia y está inseguro sobre algunas cosas. En serio es agobiante.

Lo cierto es que hay que saber librarse de esta sensación de haber elegido mal antes de siquiera estar planificando dónde ir o nos volveremos locos y no disfrutamos de nada.

Y qué hago si creo que estoy eligiendo mal?

La mejor herramienta del viajero (y del ser humano) es la información.

Poder reunir información de las posibilidades que existen en el lugar a donde viajamos, darse el tiempo de analizarlas y decidir sobre lo que más nos gusta o conviene.

Cuanto más información tengamos más seguros estamos de que lo que hacemos es lo correcto.

Puede suceder que haya tanta información de un lugar o una región o una temática que no lleguemos a tiempo a leer todo, en ese caso apelar a las guías más resumidas y luego a los blogs especializados para puntualizar sobre algún dato puntual, un secretito o un dato que está fuera de circuito.

Real Alcázar de Sevilla

Encuentren referentes que hayan ido antes a ese lugar con los cuales compartan algún gusto o por lo menos el estilo de viaje, estos son los que van a dar consejos más próximos a tus gustos.

Para dar un ejemplo: si te gusta ir de mochilero no tengas de referente al que se la pasa en hoteles 5 estrellas, y viceversa. Si disfrutás de paseos culturales no le consultes al gurú del shopping.

Algo que les puede servir saber es que al viajero nunca le molesta que le pregunten de sus viajes, así que adelante, su pregunta viajera nunca molesta! De esa forma podrás saber más o menos qué perfil de viajero tiene el otro para preguntar más en profundidad, pero ojo que los viajeros somos muy entusiastas y enseguida nos sale el “No te podés perder tal cosa…”

Otro truco que aprendí es a ir posteando en las redes fotos de los lugares por donde ando, sobre todo si no son muy populares o conocidos, si alguno de mis contactos lo reconoce puede que me tire un dato puntual muy interesante. Hasta ahora esto no me falló nunca.

Y con todo esto ya voy a estar seguro de que elegí bien?

No. Vas a estar seguro de que elegiste lo mejor para vos, y si con eso no te basta acá dejo los 10 mandamientos anti FOMO Viajero

1- Ningún viaje es igual a otro.

2- Lo que le interesa al otro no necesariamente le interesa a uno.

3- Escuchar un consejo está bien. Tomarlo como una obligación, no.

4- El tiempo es un recurso limitado.

5- La plata también es un recurso limitado.

6- Teniendo en cuenta los puntos 4 y 5: No se puede hacer todo.

7- Descansar está permitido.

8- Dejar de lado una atracción para otro viaje también está permitido.

9- Dejar momentos sin planificar e improvisar actividades sobre la marcha es muy liberador.

Por último

10- Tu viaje es el más hermoso de todos simplemente porque es tuyo.

Niza – Acaso alguien puede decir que me perdí de algo?
Si te gustó y tenés ganas, te acepto un cafecito
Invitame un café en cafecito.app

Leave a Reply to Gimena Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *