Los lugares más lindos de Alsacia y la Selva Negra

Alsacia es la región noreste de Francia que limita con Alemania, río Rhin mediante, en donde se llama Selva Negra, en el estado de Baden-Württemberg.

Estas regiones son conocida por las interminables disputas territoriales entre Francia y Alemania durante más de 300 años. Al finalizar la 2da Guerra Mundial  les dieron a elegir a los alsacianos a qué país querían pertenecer, y decidieron ser parte de Francia.

Estas idas y vueltas de nacionalidad hicieron que toda la región muestre una gran influencia de ambas culturas que se cristaliza desde el idioma, pues los alsacianos hablan francés pero su segunda lengua es el alemán, y ojo porque hay pocos que hablan inglés. También son muy características su comida, las famosas ruta del vino y del queso, sus costumbres y la arquitectura de estos pueblos tan pintorescos.

Colmar

Lo que les propongo es un recorrido por los pueblos las bonitos e interesantes de la zona, algunos en Francia y algunos en Alemania.

Desde Strasbourg y Colmar

Estas dos ciudades son ideales para hacer base en nuestro recorrido por Alsacia. Ambas son hermosas ciudades a las que vale la pena dedicarles un par de días para recorrer sus calles, puntos turísticos e históricos y luego lanzarse a recorrer los alrededores.

Strasbourg

Para el recorrido de los pueblos es ideal trasladarse en auto porque te da mucha libertad a la hora de decidir dónde, cuándo y cuánto tiempo le dedicamos a cada pueblo, pero existen tours y micros que te llevan a todos lados, pues cada pueblo tiene una particularidad y un motivo para ser visitado.

Desde Strasbourg

Karlsruhe (Alemania)

Es una ciudad mediana pero se puede recorrer a pie.

La atracción principal es el Palacio de Karlsruhe al que llaman Pequeño Versailles, y aunque es bastante pretencioso el apodo, vale la pena caminar por su parque. También tiene como atracciones un Zoo y un Museo de Historia Natural que son muy recomendables.

Baden Baden (Alemania)

Es famosa por sus baños pero además porque es una de las ciudades más elegantes y refinadas de Alsacia que aún hoy es el sitio preferido por gente adinerada que busca tranquilidad y un ambiente distinguido.

Desde Baden Baden también se pueden visitar Forbach y Freudenstadt que son dos pueblitos chiquitos con una hermosa campiña.

Baden-Baden

Hagenau (Francia)

No es tanto por el pueblo que vale la pena, sino por los bosques que lo rodean. Queda muy cerca de Strasbourg y vale la pena pasear aunque sea sin bajar del auto.

Molsheim (Francia)

Casa Bugatti en Molsheim

Para los fanáticos de los autos acá tienen la Fábrica y Museo de Bugatti. Hicimos una pasada muy veloz pero no nos privamos de sacar una foto con la Casa Bugatti.

Obernai (Francia)

Es la segunda ciudad más visitada del bajo Rhin después de Strasburg y forma parte de la ruta del vino, así que allí encontrarán varias bodegas que hacen degustaciones y venden sus productos. El consejo es que no degusten demasiado si van a manejar porque son muy estrictos con el tema de la alcoholemia. El centro histórico es bellísimo.

Hunspach (Francia)

Hunspach

Uno de mis favoritos. Todo el pueblo tiene casitas blancas con estructuras de maderas y flores. Es hermosísimo, vale bajar a recorrer y hacer un picnic en el jardín que tiene la Iglesia.
Desde aquí se puede visitar el Fuerte Schoenenbourg de la Línea Maginot.

Desde Colmar

Freiburg im Breisgau (Alemania)

Pese a haber sido la ciudad más bombardeada de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, conserva construcciones medievales que son asombrosas. Aconsejo dar un paseo por la Plaza y visitar la Catedral. También es parte de la ruta del vino así que van a encontrar varias bodegas que ofrecen vino alsaciano de excelente calidad.

Freiburg im Breisgau

Eguisheim (Francia)

Es otro de mis favoritos, a decir verdad es el que más me gustó de todos. Tiene la característica de ser un pueblo circular, así que aunque el recorrido es en espiral, es imposible perderse porque hay carteles que te indican cuál es el recorrido turístico que se tiene que seguir y uno finaliza en la entrada del pueblo en donde empezó. También está en la ruta del vino y en su entrada hay importantes bodegas que ofrecen sus productos.

Eguisheim

Kaysersberg (Francia)

Es precioso. Las callecitas de adoquines y las casitas parecen irreales, hechas de chocolate y fondant. El consejo es estacionar en la entrada y andar a pie sin mucho rumbo.

Este pueblo está atravesado por el Río Weiss, así que a cada rato se encuentran puentes y paisajes de ensueño.

Kaysersberg

Riquewihr  (Francia)

Es el pueblo de la Navidad. Tiene un recorrido muy sencillo y una arquitectura bien característica de la zona,  la que además los locales se esmeran en decorar para todas las festividades, pero principalmente para Navidad.

La recomendación es que vayan al local de Navidad Féeri de Noel y compren un adorno de recuerdo. Son realmente hermosos aunque no te guste ni festejes Navidad.

Riquewihr

Ribeauvillé (Francia)

Es un pueblo bastante importante y turístico de Alsacia, es un imperdible por sus casitas de colores y calles adoquinadas. Como en casi todos estos pueblos todo gira en torno a una plaza principal y una iglesia, se puede partir desde ahí para cualquier lado y siempre volver a la plaza. Desde el pueblo se puede subir a las ruinas de 3 castillos, se llega al pie desde la base, nosotros fuimos a las ruinas del Chateau Saint Ulrich.

Ribeauvillé

Château de Saint-Ulrich

Son las ruinas de un viejo castillo medieval al que se puede subir y visitar libremente desde Ribeauvillé.

Hay carteles que indican que el visitante sube a su propio riesgo porque no hay ningún ente detrás de la conservación ni de la ruta de ascenso ni del castillo

En lo personal no imaginé que iba a ser una visita tan especial, son esos momentos del viaje en donde me transporto en el tiempo, honestamente no se pierdan de hacer esta visita, es un poco cansador el ascenso pero el paisaje y las vistas desde las ruinas al atardecer pagan por todos las molestias ocasionadas.

Las otras ruinas de castillos son las del Chateau Girsberg y el de Haut-Ribeaupierre.

Otro de los Castillos muy interesantes para visitar es el Château du Haut-Kœnigsbourg en Orschwiller, a unos 10 km,  está mucho más entero. Se pueden hacer los dos en un día si se organizan bien y les da el cuerpo.

desde el Château de Saint-Ulrich hacia Ribeauvillé

Neuf-Brisach (Francia)

Este pueblo es una rareza por la fortaleza en forma de estrella que rodea todo el pueblo. Es un modelo de defensa único y se conserva intacta. Vale la pena ir para ver esa fortificación y luego seguir camino.

Neuf-Brisach

Recuerden que estos pueblos son pequeños en su mayoría y se pueden visitar en unas horas, por lo tanto en un día se pueden trazar una ruta en el mapa y visitar 3 o 4.

En el caso de querer visitar algún castillo o fortificación hay que pensar en una mañana o una tarde entera porque los ascensos llevan su tiempo y no es aconsejable ir apurado, por el contrario, lo más lindo es ir apreciando el paisaje alsaciano durante el recorrido.

Si te gustó y tenés ganas, te acepto un cafecito
Invitame un café en cafecito.app

Leave a Reply to Gimena Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *