La Libertad y las otras

DSC_0667

Inaugurada en 1886, la Estatua de la Libertad, o “Liberty Enlightening the World”  es el monumento más famoso de New York y de los Estados Unidos, y también es considerada patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Mide 92 metros desde el suelo incluyendo la base y 46 son de estatua netamente, a pie son 354 escalones.

La historia de la estatua la resumo un poco, como siempre digo, hay mucho escrito al respecto.

Se trata de un regalo de los franceses le hicieron a los estadounidenses en 1886 para la conmemoración de los 100 años de la Independencia.

La estatua a punto de ser embarcada hacia los EEUU

La estatua a punto de ser embarcada hacia los EEUU

El diseño es del escultor Frederic Bartholdi y la estructura es de el Sr Eiffel, el mismo de la Torre, que de estructuras sabía un poco.

La estatua es un emblema más allá de sí misma en estos tiempos y en los pasados también, de hecho era la primera visión que tenían los inmigrantes europeos al llegar a Estados Unidos, todo un símbolo.

La visita a la “Liberty Island” y a “Ellis Island”, que es donde  hacían “Aduana” y pasaban la cuarentena los inmigrantes antes de ir al continente (está bien graficado en El Padrino II) se pueden hacer juntos y es muy interesante para saber un poco más de la historia de EEUU.

DSC_0610

Se hace por ferry que sale desde Battery Park y para embarcar tiene los mismos requisitos de un aeropuerto, así como lo leen. Lamentablemente muchas cosas cambiaron desde el 9-11.

DSC_0597

Battery Park

La parte de la estatua accesible al público general estuvo prohibida desde el día del atentado hasta el 2004, luego restringida hasta los 10 pisos hasta el 2009 y en ese año se volvió a permitir el acceso hasta la corona pero solo de 240 turistas por día en grupos de 10, para lo cual se necesita un ticket de acceso especial que hay que adquirirlo con antelación y no sabría decir de cuánto tiempo estamos hablando.

En mi visita yo no pude subir porque estuve solo una semana y sinceramente le di prioridad al clima, esto es: el día que no llueva ni haga mucho frío ni mucho viento, vamos a Battery Park y sacamos el ticket, yo recomiendo hacerlo de esa manera, la visita con mal clima puede ser insoportable.

En lo personal puedo decir que toda la visita me fascinó, es un poco irreal, New York es irreal, también me pasó que es uno de esos lugares en los que digo “No puedo creer estar acá” y me pasó sólo con 3 o 4 lugares en el mundo, no sé siquiera si lo puedo explicar, solo puedo decir que se siente así.

DSC_0656

Las otras Libertades

Las otras son las réplicas de la misma.

La más conocida está en París, en la Isla de los Cisnes, sobre el Sena mucho más pequeña, la escala es un quinto de la original y fue un regalo de la comunidad parisina residente en EEUU para el centenario de la Revolución francesa en 1889, es decir en 3 años después de que la hermana grande fuera regalada a EEUU.

eifelstatoflib-IMG_0976ax2

También hay una réplica en Colmar, Francia, ciudad natal de Bartholdi, inaugurada en 2004 para el centenario su muerte. Mide apenas 50 cms más que la de París.

ColmarStatueLibertérRéplique

Nosotros tenemos nuestra propia Libertad desde 1886 en Barrancas de Belgrano, encargada por la Municipalidad de la Ciudad al propio Bartholdi. Tenemos una Libertad Bertholdi Original!

Digital Camera

Y tenemos una más, muy simpática, doce veces más chica en la plaza principal de Pocito, en San Juán, que data de 1931.

Estatua_de_la_Libertadad,_Villa_Aberastain,_San_Juan

Hay dos libertades más en París en los Jardines de Luxemburgo y otra en el Museo de Artes y Oficios, hay una en Tokio, una en Alabama, en Berlín, en Río de Janeiro, en Maceió y en Cancún.

Hay también una en Las Vegas frente al Hotel New York, New York, medio escenográfica pero está, y hay más de 50 que pueden ver aquí.

Además de todo, todavía se discute cuál era la “original” aunque la originalidad se haya perdido hace rato.

Hice una galería para que puedan ver algunas:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *