¿Podremos visitar el Museo del Crimen de Scotland Yard?

No hace falta que les vuelva a contar lo mucho que me gustan los museos y cuanto más raros mejor, bueno este es el caso de uno que me despierta una particular fascinación por tres motivos: cuenta historias reales con algún condimento misterioso, lo relaciono directamente a las historias de Sherlock Holmes y Jack el Destripador, y no es por el momento un museo abierto al público.

e3ea08ab-f0fa-42c4-ade6-3c1344d06d12

También llamado Museo Negro, apodo que le puso un periodista enojado al cual no dejaron ingresar, el Museo del Crimen de Scotland Yard, o policía de Londres, empezó en 1875 siendo un repositorio de objetos recolectados en escenas del crimen o conectados a ellos por algún motivo, sean pistas, evidencias o armas utilizadas en algún hecho policial.

Cinco años después, el repositorio tenía una cantidad de objetos suficiente para llenar las salas de un museo.

Todos sabían de su existencia y la prohibición de ingreso al mismo lo rodeó de un misterio fascinante durante casi 150 años.

Desde objetos del siglo XIX hasta objetos modernos, todos cuentan una historia truculenta y sirven como resquicio por donde espiar la mente criminal de quienes cometieron esos actos.

post-124-1249902811

Un violín en su funda de madera es uno de los objetos más antiguos del museo.

Pertenecían a Charles Peace, (ver aviso arriba) un maestro del robo que fue colgado por sus fechorías en 1878.

Este señor de día era un músico bastante bueno que solía dar conciertos amateurs, y de noche salía con el estuche del violín a llenarlo de objetos que robaba y de hecho fue reconocido como “el hombre del estuche de violín bajo el brazo”.

From-Hell-Letter

La historia de Jack el Destripador es una de las más fascinantes de la historia del crimen británico. Este personaje es el responsable de la muerte sádica y brutal de 5 prostitutas de Whitechapel en 1888.

La famosa carta “From Hell” escrita por Jack está exhibida en el museo y además recientemente se sumó a la colección una carta donada por la familia de un inspector que se ocupó del caso en ese momento, que permitiría inferir que la identidad Jack fue descubierta y señala  a un polaco de nombre Aaron Kosminski como el responsable de los crímenes.

Sin embargo, nunca hubo pruebas concluyentes y el misterio sigue vivo.

Aaron Kosminski, el supuesto Jack

Aaron Kosminski, el supuesto Jack

Gordon Commins, tristemente conocido como Blackout Killer, era un líder de la Real Fuerza Aerea quien durante los seis días que duró el gran apagón de Londres en febrero de 1942, aprovechó para acosar y asesinar a cuatro mujeres y tratar de asesinar a dos más.

Los particulares elementos utilizados en estos crímenes están en la colección: un abrelatas, un par de medias de seda, un cinturón, una bufanda, una hoja de afeitar, un cuchillo y un candelabro.

En la huída de su anteúltimo asalto a una mujer, dejó atrás su máscara de gas identificada con su número de servicio en la RAF y así llegaron a él.

El juicio duró un día, el jurado tardó 35 minutos en  sentenciarlo a muerte en la horca y fue ejecutado el 25 de junio de 1942.

blackmuseum

Estas y otras muchas historias igual de interesantes se desprenden de los objetos dentro de este museo, hoy por hoy hay 20 mil objetos registrados.

Para mencionar solo algunos, está  la cuerda que mató a Ruth Ellis, la última mujer en ir a la horca en Inglaterra, y el  telégrafo inalámbrico que que permitió capturar al Dr. Crippen.

La sección nerd está formada por una notable colección de armas secretas ocultas en paraguas, lapiceras o zapatos que nos hacen acordar a las películas de James Bond.

Además de objetos también se recrean ambientes, por ejemplo el departamento donde Dennis Nilsen guardaba a sus víctimas descuartizadas.

The-actual-kitchen-where-mass-murderer-Dennis-Nilsen-cut-up-and-disposed-of-his-15-victims-at-the-Police-Forensic

Lamentablemente, todo este mundo criminal no está disponible para el público común y corriente como nosotros a menos que seas invitado, como por ejemplo lo fue Arthur Conan Doyle en su momento y estimo que este lugar fue una gran fuente de inspiración para el padre de Sherlock Holmes.

Como sea, al Museo del Crimen sólo tienen el acceso los oficiales de policía, estudiantes de la academia y los investigadores que tengan la necesidad de utilizar elementos del museo en vinculación con casos del presente.

Por ahora.

New Scotland Yard police headquarters is seen in London

Los últimos días de Diciembre de 2014, es decir, hace poco más de un mes, se conoció la noticia de que Scotland Yard está estudiando seriamente la posibilidad de abrir las puertas del Museo del Crimen, un poco para compartir este tesoro de historia y curiosidades, y otro poco para lidiar con los recortes presupuestarios.

No sería la primera vez que hay una intención de abrir el museo, pero esta vez se tiene por seguro que se iniciaron conversaciones con el Museo de Londres para que se hagan cargo de la curación y exposición del museo.

Nosotros estaremos acá esperando.

Ojalá que el 2015 sea el año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *