Cataratas del Niágara, info y tips para una experiencia incomparable

Las Cataratas del Niágara o Niagara Falls, son un conjunto de cascadas ubicadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá (New York y Ontario) y que ambos países comparten como un gran complejo turístico además de una gran fuente de energía.

Con una caída de 64 metros, y un volumen de 2800 metros cúbicos por segundo, son las más amplias y voluminosas de América del Norte, y ya sé lo que están pensando, que en comparación con las de Iguazú son pequeñas, pero como dice el  título de la nota, vamos a poner foco en toda la experiencia, la cual, a mi criterio, no admite comparaciones.

Cómo se llega?

Al ser un lugar tan turístico se puede llegar desde varios lugares, y las rutas y las indicaciones para llegar son perfectas.

Desde Canadá la mayoría va desde Toronto a pasar el día, desde Estados Unidos la mayoría llega de Boston, New York City o Philadelphia, son muchas más horas de viaje si se va por tierra, entre 8 y 10 horas, así que hay que planificarlo mejor.

Sin embargo mi recomendación es visitarlas desde el lado canadiense pues es el que tiene mejores vistas. Para ello es necesario tramitar la visa canadiense en el caso de que aplique, es un trámite más, pero no es engorroso y la verdad del lado norteamericano las caídas no se aprecian en todo su esplendor, vale la pena y, además, se puede aprovechar para visitar Toronto que es una hermosísima ciudad.

La experiencia que les voy a contar es la del lado canadiense.

Facilidades del Complejo

Algo para mencionar es que el complejo tiene estacionamiento por jornada y es muy amplio, así que no es un problema el buscar un lugar en donde dejar el auto.

Cuenta con baños y diferentes propuestas gastronómicas, incluyendo bares y expendio de bebidas. También hay negocios de recuerdos y algunas tiendas de indumentaria muy básicas.

Qué se puede hacer?

Lo primero que el visitante hace, movido por su intuición y asombro, es una recorrida por la costanera del río San Lorenzo desde donde se puede ver el comienzo de la catarata.

Las vistas desde allí son espectaculares, si hay sol es muy posible que las fotos salgan con arcoiris producto del spray que se levanta del agua. Este paseo es gratuito.

Al llegar a la caída de agua tomar fotos se hace un poco más complicado por la cantidad de visitantes, pero con un poco de paciencia se pueden tomar unas fotografías extraordinarias.

A la altura de la caída hay un centro de visitantes en donde encontraran los baños (gratis), los puestos gastronómicos y, además, la venta de tickets para las distintas actividades pagas que se pueden realizar en el complejo.

  • Tour en bote. Con un bote te llevan hasta el centro de las cataratas, a unos 50 metros debajo de éstas, para sumergirte en la (ellos le llaman niebla) lluvia de agua que se forma en el medio de las dos caídas más grandes. Altamente recomendable!!!
  • Ir a una Torre de observación a 236 metros de la catarata hasta donde se llega en un ascensor transparente. Para los que no se quieren mojar. La vista es increíble.
  • Tirolesa por encima de las cataratas y a 70 km por hora! Para valientes.
  • Caminata por detrás de las cataratas. También muy recomendable!
  • Paseo en helicóptero.
  • Fuegos artificiales e iluminación de las cataratas! Se hace al atardecer y anochecer. Se pueden chequear los días y horarios desde acá: Fuegos Artificiales e Iluminación de las Cataratas.
  • Además se puede combinar ver los fuegos artificiales con la caminata detrás de la Catarata o la visita a la Torre.

Lo que más me sorprendió es la organización, la prolijidad y la atención que se le da al turista dentro del complejo. Tiene una infraestructura moderna y accesible que hace que prácticamente uno no se deba preocupar por nada más que disfrutar de una jornada maravillosa.

El complejo está abierto todos los días del año, hay buenos alojamientos muy cerca y muchas otras actividades para hacer dentro del parque.

Algunos consejos

  • Llevar calzado y ropa cómoda.
  • En verano llevar sombrero, anteojos de sol y protector solar. En el complejo hay bebederos en donde puedes cargar una botellita.
  • Llevar una muda de calzado y ropa.
  • En invierno el bote no realiza la excursión si hay hielo en el agua.
  • Usar el poncho impermeable en las actividades en las que te lo reparten. No es fashion, pero es necesario.
  • No se tomen selfies sentados sobre las barandas de los miradores, parece broma pero es en serio, es peligrosísimo.
  • Cuidado con que se te caiga el teléfono o la cámara de fotos por la catarata. Son muchos brazos queriendo la misma foto.
  • Sean amables con el prójimo, hay mucha gente queriendo disfrutar al igual que uno, y no es necesario ser grosero, apurado o intolerante.
Si te gustó y tenés ganas, te acepto un cafecito
Invitame un café en cafecito.app

Leave a Reply to GonTraveler Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *