Visita nocturna al Coliseo

Dicen que la noche oculta al mundo pero revela un universo y, aunque suene un poco trillado, este probervio nos aplica perfectamente a la experiencia que se tiene en esta visita.

El año pasado escribí sobre el Coliseo Romano , más exactamente sobre la visita normal que se hace durante las horas del día y allí mismo les recomendaba darse una vuelta a la noche pues siempre por la noche el Coliseo está hermosamente iluminado.

DSC03853

Este año volví a Roma (porque nunca nada es mucho si hablamos de Roma) y quería volver a hacer la visita al Coliseo pero tener una experiencia diferente y empecé a buscar información acerca de las visitas nocturnas.

No encontré mucho al respecto, solo tours grupales organizados por agencias locales las cuales pedían una reserva con bastante antelación y cuya comisión me parecía un poco excesiva o no excesiva, pero no del todo clara, el tema es que no me terminaban de convencer.

Muy en contra de mis principios de “reservar todo si no te querés perder de nada” y conociendo más o menos como funcionan los italianos (tienen normas más laxas que un alemán, sin duda) me arriesgué a llegar sin reserva y averiguar “in situ”.

DSC03766

Ay ella!

Llegamos al mediodía a la puerta esquivando decenas de revendedores y agencieros que te ofrecen saltar la fila para entrar directamente al Coliseo en el idioma que se te ocurra, y acá hago una salvedad de último momento: Las autoridades de Roma están tratando de minimizar este acoso porque ya es muy fastidioso y de hecho la semana pasada prohibieron que los famosos “Gladiadores” se sigan sacando fotos con los turistas.

Entonces esquivando el acoso nos dirigimos hacia la boletería y en las opciones disponibles no había ninguna oferta de “Coliseo de noche” o “Visita nocturna”, ahí pensé que me había mandado la macana del siglo por no haber reservado, pero no me di por vencida, aunque mi cara de “me quiero matar” debe haber llamado la atención de una guardia de seguridad amabilísima que nos preguntó en perfecto español si precisábamos algo.

Le pregunté si tenía información acerca de las visitas nocturnas y me dijo que sí, que podíamos ir más tarde ese día, a las 19:30 y allí mismo te vendían los ticket para esa misma noche.

Demasiado bueno para ser verdad, pero lo era.

DSC03794

 

Las visitas a la noche son siempre con guía del Coliseo y son en inglés o en italiano desde las 20:30 hasta las 22:00, dependiendo del idioma.

Es decir, tenés que estar 19:30 para que te vendan el ticket y allí te dicen por ejemplo: a las 20:40 hay tour en italiano, a las 21:00 en inglés, a las 21:30 en italiano y así. Yo decidí más por el horario que por el idioma y lo hice en italiano porque no quería esperar tanto.

Los grupos son reducidos, de no más de 30 personas. La visita dura 1 hora y cuarto aprox.

DSC03795

El dato: el ticket por persona para la visita nocturna sale 20 euros y se visitan la arena, el tercer anillo y los pisos subterráneos donde te muestran los mecanismos que se utilizaban para la puesta en escena de los espectáculos y algunas salas especiales.

Solo para la comparación: el ticket de día, sin guía y sin conocer la arena ni los subterráneos sale 12 euros.

DSC03836

La guía que nos tocó era muy buena (creo que no podría ser guía del Coliseo si no lo fuera), nos dio muchos datos duros y a su vez le puso al relato histórico una impronta un tanto mística, tanto que en algunos momentos nos mirábamos entre los compañeros de tour porque no nos parecía muy creíble o sabíamos que no estaba totalmente ajustada a la historia, sin embargo la guía se escudaba diciendo “ se cree que….pero no hay datos que lo respalden”. Como siempre un poquito de condimento italiano.

DSC03813

Qué me pareció la visita?

Extraordinaria.

Cada vez que puedo lo repito: las cosas de noche no se ven igual que de día y en este caso la visita nocturna es diametralmente diferente.

No se tiene el bullicio que hay durante el día, ni la cantidad de gente, obvio. Se recorren lugares que no se recorren de día y la atmósfera nocturna te brinda una experiencia única.

El sólo hecho de ver la luna desde la arena del Coliseo construye uno de esos momentos “no puedo creer estar acá” que tanto me gustan.

DSC03847

Así que si ya lo conocen de día no se pierdan la experiencia de visitarlo de noche.

Ir sin reserva es absolutamente posible yendo a las 19:30 a la puerta del Coliseo previa consulta durante el día, pero si de todas formas quieren asegurar la reserva porque están jugados con los tiempos, los dos sitios más serios y que no te matan con las comisiones son:

Rome Museum y Tickets Rome que opera con Italy Travels.

DSC03825

Recomendaciones: Calzado cómodo, zapatillas o similar, van a caminar sobre piedras y algunas incluso están húmedas, además hay que subir y bajar escaleras.

Vestimenta adecuada: A ver… no minishort y no tops muy reveladores.

Se pueden sacar todas las fotos que se quieran y quedan buenísimas. Tip: no usen flash.

Roma, volveremos a vernos cuantas veces la vida me lo permita.

DSC03839 DSC03834 DSC03817 DSC03769 DSC03787

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *