Esa iglesia de los huesos – Osario de Sedlec – República Checa

81_full

Esta pequeña capilla católica forma parte de la sección a la que yo llamo la “atracción de lo macabro” de la cual ya escribí por ejemplo de “Las Catacumbas de París” y del “Museo del Crimen

Existen unas cuantas edificaciones construidas o decoradas con huesos humanos a los que comúnmente les ponen el mote de “siniestro” o “espeluznante” y no estoy del todo de acuerdo, de hecho muchos son osarios o forman parte de un cementerio, con lo cual adquiere cierta lógica, o qué esperás ver en un osario?

En particular el Osario de Sedlec, que además está construida debajo de un cementerio, me llama la atención porque es la manifestación más artística del concepto de osario, es decir, no es una acumulación de huesos dispuesta de tal o cual forma si no más bien formas artísticas manufacturadas con huesos humanos.

Sedlec Ossuary _4_

La historia de esta capilla es bastante pintoresca y viene más o menos así:

Allá por el año 1278, mandaron a un abad de Sedlec a Tierra Santa y de allí volvió con un puñado de tierra, es decir que trajo tierra de Tierra Santa.

Al regresar, nuestro piadoso abad la esparció en el cementerio de la Abadía. Este admirable acto tomó notoriedad entre los habitantes y bastante más allá de sus fronteras.

Al poco tiempo media Europa sabía del cementerio con tierra de Tierra Santa y se volvió un lugar deseable, si es que cabe la palabra, para ser enterrado.

Para el año 1400 hubo que ampliar el cementerio notablemente y se ordenó la construcción de una iglesia gótica , hoy Catedral de la Asunción de Nuestra Señora y San Juán Bautista, que contendría una pequeña capilla en el sótano para alojar, en principio, a los huesos de los enterrados en el lugar donde se había hecho la iglesia y habían sido removidos por la obra.

Exterior de la Catedral en el cementerio.

Exterior de la Catedral en el cementerio.

Así fue como la capilla del sótano se convirtió en osario, pero uno común y corriente, con los huesos apilados de forma más o menos prolija, nada trascendental.

Fue recién en el año 1870, es decir 470 años después, que se contrata a un artesano local llamado František Rint para poner las pilas de huesos en orden.

Rint era en esencia un artista y el concepto de poner en orden terminó siendo la elaboración de figuras de todo tipo: mobiliario, decoración, una lámpara de araña, un escudo de armas de la familia que financió el proyecto, guirnaldas de cráneos y un sinfín de etcéteras.

3 Ossuaire_2 tumblr_mc2td32S391r2puruo4_1280

Podemos decir lo que quieran pero no podemos poner en duda la dedicación que le puso el artista  al “orden” de los huesos.

Dicen que tienen unos 40 mil esqueletos humanos pero nadie los contó realmente, quizás Rint los haya contado, no lo sabremos, lo que sí podemos suponer es que al terminar su trabajo Rint estaba sumamente orgulloso.

Saben como firmó su inusual obra? Con huesos.

SedlecInitials

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *