Fundas para maletas

Gracias a la gentileza de la gente de Vestir tu maleta este año me fui de viaje con la maleta elegante y protegida.

El tema de la protección de tus valijas es algo a tener en cuenta y no siempre le damos importancia, quizás nos acordamos a la hora de estar despachando la valija y lo que tenemos a mano es la protección de embalados tipo plastificados.

En Ezeiza por ejemplo hay dos empresas que lo hacen, pero no es una cosa barata y tiene dos puntos en contra, cuando llegás a destino tenés que romper el plastificado y no lo podés volver a usar para la vuelta, y acá hay que hacer una aclaración, son pocos los aeropuertos internacionales que prestan ese servicio. Por otro lado tampoco te garantiza que no te abran la valija para robarte algo si lo que hay adentro es muy interesante para quien es amigo de lo ajeno, mucho menos te garantiza que no te roben la valija entera.

Honestamente escucho cada vez menos casos de robos de valijas o de objetos dentro de las valijas, quizás por la supervisión o vigilancia con la que cuentan los aeropuertos y el personal o porque ya la gente no despacha cosas costosas.

Con esto vuelvo a lo que digo siempre, las cosas de valor no van en la valija, van en el bolso de mano con uno.

Teniendo en cuenta esto lo importante son tres cosas:

  • Que no te dañen la valija.
  • Poder identificarla rápido en la cinta o en cualquier otra parte.
  • Que nadie tome tu valija por equivocación.

Las fundas que venden en Vestir tu maleta cumplen con esos tres requisitos a la perfección y les voy a contar mi experiencia.

Por un desperfecto técnico del avión, aterrizaje de emergencia mediante, tuvimos que cambiar de avión, esto es un despacho normal y uno del cual no tengo más referencias que las manos sucias estampadas que me dejaron en mi linda funda cual pintura rupestre.

Imagino que al revoleo normal de cualquier equipaje se le sumó el apuro de cambiar rápido todo de un avión a otro en el medio de la noche.

También te puede pasar en cualquier vuelo normal con conexiones, lo cierto es que de no haber tenido la funda las manos sucias me las dejaban en mi valija directamente, así que fue una buena salvada.

Por otro lado al llegar a destino teniendo en cuenta el cambio apresurado, hasta que no ves  tu valija tenés una ansiedad que te la regalo. Esto me pasa siempre aunque vuele directo Buenos Aires – Mar del Plata, así que poder identificar mi valija a 50 metros fue muy bueno.

Tengo que aclarar que la funda es absolutamente lavable así que al volver la metí directamente en el lavarropas y quedó como nueva para volver a usar.

Las fundas son muy fáciles de poner y vienen con un checklist bien pensado y diez precintos de seguridad que se pueden colocar en los cierres de la valija directamente a modo de candado.

Una cosa a tener en cuenta es que hay que fijarse bien de qué lado tu valija tiene la manija lateral y chequear que la funda tenga el agujero del mismo lado o le impedirían al maletero ( y a vos también) poder agarrarla de costado, lo cual no está permitido porque tiene que poder agarrarla de las dos manijas la superior y la lateral.

Yo tenía dos valijas y una tenía la manija del otro lado así que se la puse a la que le iba bien.

Por lo demás me parece una muy buena opción, repito no pensando en que alguien te vaya a abrir la valija, sino pensando en que lo que le pase a la funda no le pasa a tu valija, que la podés identificar muy rápidamente y que nadie se la va a llevar por equivocación o por “equivocación”.

Dejo link a la página  por si quieren hacer alguna consulta y chequeen precios y diseños que están buenísimos, también dense una pasada por los demás productos que ofrecen que tienen mucha onda.

Si te gustó y tenés ganas, te acepto un cafecito
Invitame un café en cafecito.app

Leave a Reply

Your email address will not be published.