Mezquita Azul

DSC_0731

Posiblemente esta es una de las edificaciones más hermosas que vi en mi vida y lo más increíblemente bello que vi en Estambul, por lejos.

La vista del exterior es asombrosa, impacta con sus cúpulas y minaretes en una composición extraordinaria y los jardines que la rodean le dan un marco formidable.

El interior es igualmente asombroso, enorme, bello y azul.

DSC_0158

Un poco de historia

La Mezquita Azul, o Mezquita del Sultán Ahmed fue construida entre 1609 y 1613 por orden del mismo Sultán en el lugar que ocupaba antiguamente el Gran Palacio de Constantinopla, todo un símbolo.

Cuenta la historia que los turcos venían de perder una guerra y el Sultán pensó que Alá se había enojado con ellos, entonces propone la construcción de una mezquita de proporciones magníficas frente a la iglesia católica, que es la Santa Sofía que todavía podemos ver y que en algún momento les contaré, para que Alá estuviera más contento y sea benévolo con ellos.

La construcción fue muy planificada y está documentada en 8 libros que se guardan el el Palacio de Topkapi del cual ya les conté acá.

Por fuera

DSC_0194

Esta mezquita nació para ser magnífica en todos los aspectos, el diseño, los materiales y el lugar elegido estuvo perfectamente pensado, inclusive la cantidad de minaretes es lo que indica la riqueza asociada al Sultán o a la ciudad, y solo dos mezquitas tienen los 6 que tiene la Mezquita Azul.

En su concepción es la clásica arquitectura otomana solo que brillantemente aplicada a las enormes proporciones de la mezquita que tiene una capacidad de 10 mil personas.

DSC_0191

En su momento se utilizó para su construcción tanta piedra y mármol que se agotaron los materiales para otras obras.

Vista de frente es una escalera ascendente de cúpulas y semicúpulas que terminan es una gran cúpula de de 23,5 m de diámetro y 43 m de alto que genera una total armonía de todos los elementos.

Por dentro

El interior está recubierto por 20 mil azulejos hechos a mano donde el color azul prima por sobre los demás y de ahí el nombre.

La luz entra a través de 200 ventanas diseñadas en grupos dependiendo de la altura, donde las más grandes están más abajo y son menos y las más chicas están en lo alto y son muchas más. Además de eso, la iluminación se completa con varias arañas.

DSC_0181

La decoración incluye versos del corán, el suelo está cubierto de alfombras enormes e increíblemente bien conservadas pese a la cantidad de gente que las pisa por día, esto es típico, y aclaro que a las Mezquitas hay que entrar sin zapatos.

El elemento principal del interior es el Mirhab de mármol, que indica para qué lugar hay que rezar, siempre para el lado de La Meca.

DSC_0176

Yo no fui al momento de la oración pero se ve que hay sectores determinados para mujeres, para hombres, para personas importantes, políticos, para festividades en particular, etc.

A tener en cuenta para la visita, hay cola para entrar pero va rápido, las mujeres tienen que cubrir su cabello, hombros y piernas, si no llevás nada para cubrirte, allí te dan sin cargo, se devuelve a la salida.

Los hombres, piernas cubiertas, nada de bermuda.

Para todos, sin zapatos ya les dije, esto es porque los que rezan apoyan su cara en el piso y hay que preservar la higiene.

No hablar en voz alta, respetar al que está rezando y caminar con cuidado, puede que haya mucha gente y no lo veas que alguien está rezando porque está agachado y termine todo muy mal.

Todo esto aplica a todas las Mezquitas de todas partes del mundo.

DSC_0163

El último tip, de día es hermosa, al atardecer desde la plaza se forma una visión a través del agua de las fuentes que es inexplicable y de noche la visión que muestra un es así como la foto abajo, a mi se me acabaron los adjetivos.

p1050460-blue-mosque-night1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *