Memorial y Museo del 9-11 en NYC

Para Nunca Olvidar

Algunos historiadores dicen que el 11 de Septiembre de 2001 se acabó el siglo XX, siglo que para ellos había empezado con otro evento significativo en 1914: la Primera Guerra Mundial. Hacer este paralelismo sirve para entender la magnitud de los hechos que se sucedieron ese día, fue el peor atentado terrorista de la historia, ese día literalmente cambió el mundo.

Quienes tenemos más de 30 podemos recordarlo casi milimétricamente y en todos sus detalles, dónde estábamos, con quiénes estábamos, qué estábamos haciendo y, con seguridad, recordamos nuestra incredulidad frente al seguimiento televisivo de los acontecimientos en vivo. La tecnología ya le permitía a muchas personas tener pequeños dispositivos que registraban audio e imágenes y eso multiplicó infinitamente la cantidad de material que emitían los noticieros apelando a la inmediatez y la espectacularidad innegable del hecho, sin embargo nosotros, los televidentes, no podíamos creer nada de lo que estaba pasando.

Los hechos del 9-11

8:48 Hora de New York, el primer avión de pasajeros secuestrado por un comando suicida impacta en la Torre Norte del World Trade Center. La TV empezó a transmitir en vivo con  reportes inciertos e hipótesis de toda índole.

9:02 A la vista del mundo entero un segundo avión de pasajeros secuestrado impacta la Torre Sur.

9:37 Un tercer avión impacta sobre el Pentágono

9:59 Se derrumba la Torre Sur, la segunda en ser impactada.

10:03 Un cuarto avión se estrella en Pittsburg, Pensilvania. Se estableció que ese avión iba en dirección a la Casa Blanca o el Capitolio y que fue derribado por los propios pasajeros.

10:28 Se derrumba la Torre Norte del World Trade Center dejando una inmensa nube de polvo producida por la desintegración de hormigón, vidrio y acero de aquellas moles de 110 pisos cada una.

Su efecto de nube que ocultaba todo nos dejó en un vacío que potenciaba la magnitud del horror.

La responsabilidad del ataque es un elemento no resuelto en su totalidad, y aunque haya sido atribuido oficialmente a la organización terrorista islámica Al Qaeda, esta respuesta todavía hoy no es satisfactoria para algunos.

2992 personas perdieron la vida esa mañana, incluyendo 23 policías y 343 bomberos de New York. El Memorial y el Museo del 9/11 son un homenaje y un tributo de honor a esas 2992 personas. (Cifras oficiales. Extraoficialmente se estiman 6000 víctimas fatales.)

Huellas

     

El Memorial

En el preciso lugar en donde se levantaban las 2 Torres se encuentras las “Footprints” o Huellas. Son dos espejos de agua cuadrados que tienen cascadas artificiales en la totalidad de su perímetro. En los bordes de ambas huellas, sobre ribetes de bronce, están grabados los nombres de todos aquellos que fallecieron en el atentado del 2001 y también en el de 1993.

Como visitante lo que noté inmediatamente es el respeto con el cual se hace la visita y la cantidad de personal que trabaja por el orden y la seguridad de los visitantes.

Realmente llama la atención y recomiendo a quien vaya que ayude a mantener ese respeto en toda la visita.

 

Dentro del parque del Memorial hay una hermosa curiosidad, el “Arbol sobreviviente”. Es un Peral de Callery que se removió del Ground Zero a un mes de los atentados. Tenía raíces y ramas rotas y quemadas, pero pudo ser recuperado para luego ser transplantado en el Memorial en el año 2010. Es impresionante notar la diferencia de textura de sus raíces y sus ramas viejas que están nudosas y laceradas y las nuevas y lisas ramas de su nueva vida después del atentado.

Es todo un simbolismo de superación y renacimiento, y les aseguro que es muy movilizante verlo, de hecho mucha gente espera su turno en silencio para sacarse una foto con el Peral sobreviviente.

El Museo

Forma parte del Memorial y dentro se alojan y exhiben los elementos que documentan todos los acontecimientos sucedidos el fatídico 11 de Septiembre de 2001.

La colección está en constante crecimiento gracias al aporte de ciudadanos y empresas que donan objetos relacionados a los hechos como forma compartir e incrementar conocimiento y de mantenerlo como algo vivo y en constante evolución.

 

Algunos elementos donados, por ejemplo, es un perchero lleno de ropa de una tienda que se exhibe tal y como quedó luego de los atentados, absolutamente cubierto de polvo, o las bicicletas que quedaron estacionadas en los alrededores del WTC . La colección de estos elementos tan grande como impresionante.

Lo más contundente de la colección, sin embargo, es el material audiovisual que se puede ver y oír a través de pantallas y reproductores. Dado que es un museo moderno, tiene integrado mucha tecnología y un armado particular de la visita, pues el recorrido está hecho de una forma cronológica y de tal manera que el visitante no se pierda de nada.

Las imágenes de los noticieros de ese día, los audios de las comunicaciones de la policía y de los bomberos, videos capturados por particulares o cámaras de seguridad, llamados entre familiares y amigos, comunicaciones entre las personas atrapadas y la policía que son realmente conmovedores así también como los mensajes en los contestadores de los teléfonos de quienes quisieron comunicarse con sus familiares en esos últimos momentos.

Además hay obras de arte alegóricas, algunas hechas por familiares de las víctimas, cartas manuscritas, libros, uniformes de las fuerzas de seguridad tal y como quedaron ese día y una gran cantidad de fotografías impresas y digitales.

Ni bien se ingresa se pueden ver dos de las vigas de acero de las Torres que tantas veces vimos en las fotos de los diarios, y también una viga doblada como si fuera de cartón mojado. Están allí para que tomemos dimensión de la fuerza y la violencia a la que fueron sometidas. Paradójicamente también se exhibe la única ventana de vidrio de las 2 Torres que no se rompió y quedó intacta. Son dos alegorías perfectas.

Algunos de los objetos rescatados de los escombros cuentan su propia historia: Un pedazo de la antena que se erigía sobre las Torres, una porción de escalera de servicio por la cual pudieron evacuar a mucha gente, una ambulancia aplastada y quemada, un camión-escalera de bomberos (Ladder 3) deformado y aplastado, y la también famosa columna que habían colocado en el Ground Zero y que sirvió para conmemorar a las diferentes patrullas de rescate.

Columna del Ground Zero

Un aspecto a destacar es que quienes ofician de guías dentro del museo son voluntarios, algunos de los cuales estuvieron involucrados en los hechos, sea porque pertenecían a las fuerzas de policía o bomberos, o son civiles supervivientes o personas que  ayudaron en la limpieza o en la reconstrucción. Y también otros que no estuvieron involucrados directamente pero son profesionales ingenieros, arquitectos, profesores universitarios o maestros de escuela que donan su tiempo y trabajo a la memoria del 9/11 y, tengo que decirlo, son impecables y a prueba de cualquier pregunta.

 

Cómo llego? La dirección es 180 de la calle Greenwich, ir a la estación Fulton St del Subte líneas A, C, J, 2, 3, 4 y 5.

El Memorial está abierto todos los días de 7:30 am a 9 pm y es gratis.

El Museo está abierto todos los días. De domingo a Jueves de 9 am a 8 pm y jueves a sábado hasta las 9 pm.

Calculen reservarle a este complejo 2 horas de mínima para estar cómodos.

El ticket se puede comprar en la puerta o por anticipado en la web,  donde podran encontrar algunas promociones. También se pueden obtener descuentos que reparten en el Century 21 que está enfrente, revistas turística y en los propios hoteles. Entrada general 24 dólares.

 

Con todo lo abrumador, significativo y triste en último término, la visita al Memorial y al Museo del 9/11 no deja un sabor amargo, el mensaje final que deja en el visitante es otro, es distinto. Te dicen esto nos pasó, nos hicieron un daño imposible de poner en palabras, sin embargo y con la ayuda de todos, y todos es instituciones, gobierno, empresas, fundaciones y sociedad civil, decidimos que había un solo camino y era volver a empezar y hacer este lugar de memoria y reflexión para que nunca nadie se olvide de que esto pasó.

Si te gustó y tenés ganas, te acepto un cafecito
Invitame un café en cafecito.app

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *